Tioman - Entre Tortugas y Raflesias


Hace un par de días estaba en el puerto de Mersing esperando a tomar el ferry para ir a TiomanAl coger mi mochila en el ferry me preguntaron ¿A qué playa?
Y es que es esto lo que cualquier viajero debe plantearse antes de llegar a la isla. Hay bastantes playas donde dejarte caer, pero hay que saber elegir bien ya que salvo algunas playas que están conectadas con otras, las demás solo son accesibles por mar, y aquí las barcas que te llevan de un lado a otro son todo lo que quieras menos baratas.

Playa ABC
ABC fue mi respuesta ya que había leído en varios sitios que era la que tenía el ambiente mas mochilero.
Pero fue poner un pie en esa playa, preguntar en cuatro sitios por habitaciones y darme cuenta que ese lugar no iba conmigo... No sé, yo creo que con el tiempo, después de viajar tanto, uno empieza a desarrollar la capacidad de reconocer rápidamente aquellos lugares en los que quiere pasar los próximos días.
Así que empecé a barajar opciones de si irme a un playa mas al norte, una mas al sur... pero al final me arriesgué, cogí la mochila bajo un sol de justicia de las 2 del mediodía, y empecé a caminar los 7 kilómetros hacia Juara, la única playa en la parte este de la isla conectada por una carretera que atraviesa la espesa y vírgen selva que cubre prácticamente el 80% de la isla.


La isla de Tioman tiene mas de 25 especies de serpientes, incluyendo pitones y la King Cobra, ademas de especies endémicas de la isla.
Con esta premisa a ver quien es el guapo que pasea tranquilo por la selva...
Tuve suerte de que un motociclista se ofreciera a llevarme por 15 RM (unos 4 euros), lo que me ahorró tener que pagar los 20 euros de un taxi que no tenía pensado coger, y una muy posible deshidratación en el intento.

Una de las playas de Juara

El que no arriesga no gana reza el dicho, y yo gané mucho con el cambio. Juara no tiene nada que ver con el otro lado de la isla. La playa es preciosa y casi vacía, rodeada de montañas cubiertas de selva virgen. Y lo mas importante: El centro de rehabilitación de tortugas
El centro tiene un programa para voluntarios, así que me costó poco decidirme por apuntarme... 
Desde que este centro se creara en 2006, los datos mostraban una dramática bajada en el numero de tortugas que se acercaban a las playas de la isla a hacer sus nidos, debido directamente a todos los problemas que afrontan estos animales: robo de huevos de los nidos, desarrollo turístico...
Poco se puede hacer directamente con las tortugas, uno no puede ir donde ellas a decirles que estén tranquilas y que vuelvan, así que los esfuerzos van mas encaminados a concienciar a la población local sobre una interacción mas sostenible que permita seguir con el desarrollo económico de la zona y el respeto hacia estos animales.
Se intenta interferir en el ciclo natural de las tortugas lo mas mínimo, pero al igual que en la playa de Cherating, los riesgos para los nidos siguen siendo demasiado altos, por lo que traemos los huevos al criadero hasta que nacen las tortuguitas que liberamos directamente en el mar.
Cada noche nos levantamos a las 4-5 AM y patrullamos las playas en busca de nuevos nidos, que pese a que cueste abrir el ojo, tenemos grandes regalos de noches estrelladas y amaneceres naranjas.








Durante el día estamos ocupados en temas de concienciación y educación, yo particularmente estoy trabajando en el de la contaminación de los océanos:¿Sabíais que hasta 1950 no ha habido ninguna ley que regulara los vertidos en el mar, ya que hasta la fecha la comunidad científica creía que al ser tan bastos los océanos estos tenían una capacidad ilimitada de dispersión minimizando el impacto de los contaminantes? y ¿Sabíais que el 25% de la basura que flota en los océanos son colillas de cigarros?

En el centro a día de hoy tenemos dos grandes estrellas: Joe, una hembra de tortuga verde de 7 años, que nació sin ojos. Se dieron cuenta ya que al nacer mientras todas sus hermanas corrían hacia el mar, ella se quedaba dando vueltas en círculos.
Era imposible que sobreviviera por si misma, así que decidieron criarla en el centro. Todos los días le damos pescado y col, que hay que acercarle a la boca, con cuidado que no te salte un mordisco. Una pasada de animal.





Y la otra, aún sin nombre, una cria de tortuga verde, que no se desarrolló lo suficiente en el nido, y aun no tiene desarrolladas las aletas delanteras. Es una cucada de animalito que se pasa el dia flotando y moviendo las aletas de atras... Yo de verdad que no me canso de mirarla.


El otro día además, liberamos a dos crías de Hawksbill, que salieron mas tarde que sus hermanos del nido. Tiene algo de mágico dejar una animalito tan pequeño en la arena y que este por instinto corra como un loco hacia el mar...



La mayor parte del trabajo es bien entrada la noche, por lo que durante el día tenemos bastante tiempo libre para conocer la isla.
Tioman estuvo pegada a la península de Malasia hace bastante tiempo, por lo que muchas especies son similares, aunque hay unas cuentas que han evolucionado de forma diferente llegándose a crear especies endémicas a la isla. 


Esta mañana nos adentramos en la selva en busca de las Raflesias, las flores mas grandes de la tierra. A diferencia de las Raflesias de Borneo o del continente que crecen en el suelo, estas crecen colgado del tronco del árbol, y en vez de tener un agujero central redondo, se dicen que las raflesias de Tioman están sonriendo.





La Rafflesia es una planta parásita y sus flores pueden alcanzar hasta casi un metro de diámetro y llegando a poder pesar hasta 11 kilogramos. Sólo permanecen abiertas entre cinco y siete días, y como ocurre con otras plantas con floraciones de gran tamaño, éstas sólo se dan cada varios años.



Bulbo de la flor, del tamaño de un balón de futbol



Las flores, desprenden olor fétido (similar al de la carne podrida, aunque las de Tioman no huelen nada fuerte), y son capaces de emitir calor. Se cree que ambos mecanismos les sirven para mimetizar el calor y el olor de un animal muerto y atraer la atención de las moscas carroñeras, que son los insectos que la polinizan.

Su largo periodo de maduración las hace muy frágiles, y su número se ha visto peligrosamente diezmado ya que sigue habiendo gente que las corta por que se cree que tienen poderes curativos en la medicina tradicional.


Y aunque esta isla ha sido lo mas cercano al paraíso, toca coger un ferry rumbo a otro tipo de paisaje completamente diferente: Próxima parada... SINGAPORE!!


2 comentarios:

  1. uf!! k te come la flor!!!
    no entiendo como la gente no comenta tú blog es como el national geografic ...me encanta !!!
    Bs mi amoool

    ResponderEliminar
  2. Hola Oscar muy bueno el post. Quisiera consultarte sobre si tenes algun contacto o nombre donde hiciste el voluntariado con las tortugas en Jara y cuanto tuviste que pagar. Desde ya gracias y saludos :)

    ResponderEliminar